Crianzas con apego: Colchones especiales para “Colecho”

Donde duermen dos, duermen tres, cuatro o más. A eso se refiere el término “colecho”, a un “sueño compartido” entre los padres y sus hijos en la misma cama.

$_100

Esta práctica se desglosa de la modalidad de crianza con apego, que es una forma de acompañar el crecimiento de los niños favoreciendo el acercamiento entre los integrantes de la familia.


Son muchas las familias que lo ponen en práctica: hay blogs sobre el tema, ofertas en Mercado Libre de cunas, camas y elementos diseñados para garantizar la seguridad y comodidad que van desde los 600 hasta los 2 mil pesos.

Los especialistas manifiestan que se trata de una práctica que se instaló en Europa a mediados del siglo XIX y actualmente España es uno de los países que tiene más información y avances en los diseños de los productos.

Para crecer, todo ser humano precisa la presencia cercana de un otro para desarrollar sus potencialidades. La crianza con apego promueve la unión piel con piel, el amamantamiento prolongado y a libre demanda, y fomenta el colecho, explica la psicóloga Emilia Canzutti, co-fundadora de Momento Cero, programa destinado al desarrollo emocional entre padres e hijos.

Como todo modelo, el colecho tiene sus censuradores. El riesgo de dormir junto a los padres con los niños es que no les facilita ni les enseña a tolerar la separación útil y necesaria para todos, muchas veces promueve prolongar la simbiosis vincular, que en un futuro puede habilitar algún trastorno, justifica la psicóloga Adriana López, especialista en vincularidad temprana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here