Envejecimiento de la población: Tendencia

El envejecimiento de la población, en demografía, describe un cambio en la estructura por edades de la población, desde la estructura del antiguo régimen demográfico previo a la transición demográfica a una nueva estructura propia de la segunda transición demográfica. El envejecimiento de la población es propio de la segunda transición demográfica y es resultado directo de cambios socioeconómicos que acceden una mayor supervivencia generacional.

envejecimiento-de-la-poblacion-es-una-te

El aumento de la esperanza de vida ha crecido en numerosos países de forma reveladora lo que origina, una abundancia de población madura y veterana, consecuencia del éxito de las políticas de salud pública y del desarrollo socioeconómico. Parte de la población que antes moría en el parto, en los primeros meses de vida, durante la infancia y juventud y la primera madurez, ahora sobrevive durante muchos años.

En los estudios que se realizan para analizar una población establecida esta el de la edad, el cual permite conocer la estructura de dicha población. Un método visual monopolizado para formar ese análisis es la denominada “pirámide de población”, gráfico en el que se pueden revelar los rasgos más sobresalientes de los diversos grupos de edad.

El proceso de envejecimiento de una sociedad puede ser consecuencia de una baja natalidad, originada por la sujeción de la fecundidad propia de sociedades llamadas avanzadas, sumado al crecimiento de la población anciana, proceso que en dichas sociedades se ve afianzado por las aplicaciones de las mejoras en asistencias sanitarias y servicios sociales que consientan una mayor supervivencia de las personas mayores.

En los países en vías de desarrollo el envejecimiento poblacional se ve reducido por unos índices mayores de natalidad y una mayor mortalidad de la población anciana.

En enero de 2010 las Naciones Unidas anunciaron el informe envejecimiento de la población 2009. En el contenido de este informe se subrayan cuatro conclusiones principales:

El envejecimiento de la población no posee antecedentes, es un proceso sin comparación en la historia de de la humanidad. La población envejece cuando aumenta la proporción de personas de la tercera edad, se acompaña de disminuciones en la proporción de niños y por la disminución en la proporción de personas en edad de trabajar. A nivel mundial, el número de personas de la tercera edad se espera que supere el número de niños por primera vez en 2045. En las regiones más desarrolladas, donde el envejecimiento de la población está muy adelantado, el número de niños cayó por debajo de la de las personas de la tercera edad en 1998.

El envejecimiento de la población es generalizado, ya que conmueve a casi todos los países del mundo. El resultado del envejecimiento de la población, primordialmente por la reducción de la fecundidad, se ha convertido en prácticamente universal. La desaceleración consecuente en el crecimiento del número de niños junto con el aumento constante del número de personas mayores tiene un dominio directo en la justicia, tanto intergeneracional como intrageneracional y la solidaridad, que son los principios de la sociedad.

El envejecimiento de la población es profundo y tiene significativas consecuencias y repercusiones para todos los aspectos de la vida humana. En el ámbito económico, el envejecimiento de la población poseerá un impacto en el crecimiento económico, el ahorro, la inversión, el consumo, los mercados de trabajo, las pensiones, los impuestos y las transferencias intergeneracionales. En el ámbito social, el envejecimiento de la población interviene en la composición familiar y trascendental, la demanda de vivienda, las tendencias de la migración, la epidemiología y la necesidad de servicios de salud. En lo político, el envejecimiento de la población puede perturbar los patrones de voto y la representación política.

El envejecimiento de la población es permanente. Desde 1950, la proporción de personas mayores ha acrecentado asiduamente, pasando del 8% en 1950 al 11% en 2009, y se espera que alcance el 22% en 2050. Mientras la mortalidad en la vejez siga disminuyendo y la fertilidad siga siendo baja, la proporción de personas de la tercera edad seguirá aumentando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here