Las tendencias para lucir bien todo el día

En caso de que surja una inesperada invitación a salir no se desanime por su aspecto: hay una serie de retoques rápidos que le permitirán aparecer resplandecientes aun después de la más extenuante jornada de trabajo o de estudio. Ponga en práctica esta “operación antifatiga”.

maquii

Después de unas cuantas horas de maquillada, el rostro tiende a brillar. Solucionelo aplicando un papel de seda sobre las zonas grasas, oprimiendo ligeramente.

En pocos segundos absorverá el exceso de grasitud, eliminando el antiestético aspecto que esta da al rostro. Por más apurada que esté, no deje de tener presente una regla fundamental: el maquillaje de ojos y labios debe ser renovado en su totalidad.

Si esta en la oficina y no tiene tiempo para cambiar la base, avive el rostro pasando un algodón embebido en tónico, agua mineral o agua de rosas, con un suave movimiento de golpeteo. Frente a un espejo de aumento, dedique unos segundos a eliminar las vellosidades que excedan el arco de las cejas.

Unos minutos de gimnasia respiratoria le ayudaran a aliviarse de tensiones y a mejorar el estado de los organos internos. Frente a una ventana comienze por hacer una inspiración profunda, para que el aire colme los pulmones y oxigene bien la sangre.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here