Tendencias cientificas: Transplante de pene en Estados Unidos

La ciencia cada día nos sorprende mas, y la noticia del día se trata de un avance medico en Estados Unidos, destinado exclusivamente a ayudar a los mas de mil trescientos soldados que sufrieron heridas en sus genitales durante las guerras de Irak y Afganistan.operaciones-militares-mutilados-genitales-contemplar_CLAIMA20151219_0130_28

Las operaciones militares dejan muchísimos soldados mal heridos, y muchos de ellos vuelven con mutilaciones genitales, cientos de ellos al año. Es por esto que se lleva a cabo este programa para contemplar estos casos y ayudar a estas personas.

Esta nueva misión de los Estados Unidos se trata de desarrollar su propio programa de transplantes de penes. Es claramente un gran reto medico que se logro solo una vez en todo el mundo, en el año 2014 en Sudáfrica, y que ahora desde el Hospital Universitario Johns Hopkins (JHU), de Baltimore, quieren poner en practica con el objetivo especifico que se menciono anteriormente, de ayudar a los soldados mutilados durante las guerras de Irak y Afganistan.

La cifra de los heridos de este tipo es muy impactante. Una publicación del New York Times (NYT) informo que entre los años 2001 y 2013, fueron 1367 miembros de las fuerzas armadas los que sufrieron heridas en sus genitales, de acuerdo a cifras del propio gobierno. Casi todos ellos eran menores de treinta y cinco años y fueron heridos por bombas de fabricación casera, y algunos de ellos perdieron todo o parte de sus penes o testículos.

La perdida de extremidades es una de las consecuencias mas conocidas de las guerras, porque la perdida de genitales en general no se expone, no se cuenta debido a que es un hecho mas vergonzoso de hacer publico.

La medida ha levantado mucha polémica como era de esperar. Algunos profesionales opinaron que el transplante de pene no es esencial para salvar la vida del paciente. Pero en el New York Times, Richard J. Redett, quien es el director de cirugía plástica pediátrica y reconstructiva en Johns Hopkins, explico que “Carecer de pene y partes del escroto es devastador, porque esa parte del cuerpo esta muy fuertemente asociada con tu sentido de identidad como hombre”.

Por ahora esta operación es ofrecida solo a quienes fueron heridos en combate, y no se encuentra disponible para personas transgenero, según declaro en el New York Times Adrew Lee, el director de cirugía plástica y reconstructiva del hospital Johns Hopkins, quien ademas estimo el costo de entre doscientos mil y cuatrocientos mil dolares por operación.  La operación dura unas doce horas aproximadamente, se conectan entre dos y seis nervios y seis o siete venas y arterias. Durante las primeras semanas se deja un catéter para drenar la orina y la función sexual tarda un poco mas en desarrollarse, aproximadamente cuatro meses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here