Esperanza de vida / Envejecimiento de la población al 2025

El envejecimiento de la población, en demografía, describe un cambio en la estructura por edades de la población, desde la estructura del antiguo régimen demográfico previo a la transición demográfica a una nueva estructura propia de la segunda transición demográfica. El envejecimiento de la población, un fenómeno significativo a escala mundial, es un proceso demográfico complejo que involucra aspectos sociales, culturales y económicos.

El envejecimiento de la población es propio de la segunda transición demográfica y es resultado directo de cambios socioeconómicos que acceden una mayor supervivencia generacional.

El aumento de la esperanza de vida ha crecido en numerosos países de forma reveladora lo que origina, una abundancia de población madura y veterana, consecuencia del éxito de las políticas de salud pública y del desarrollo socioeconómico.

Actualmente la supervivencia de las muertes durante el parto, los primeros años de vida de los infantes y la juventud a aumentado mucho, causas que eran muy comunes de muerte.

Qué es la “piramide de población”?

La pirámide de población es un gráfico donde se establecen los rasgos sobresalientes de los diversos grupos de edad, uno de los parámetros para estudiar el proceso de envejecimiento de una sociedad. Este proceso de envejecimiento puede deberse al control de la fecundidad que se da especialmente a las sociedades avanzadas, que además con las mejores asistencias sanitarias y los servicios sociales ha logrado una mayor supervivencia de los ancianos.

Qué es el envejecimiento de una población?

En el mundo ha avanzado el envejecimiento de la población, convirtiendose en universal. Se fue desacelerando el crecimiento del número de niños y aumentando en forma constante el número de personas de la tercera edad debido a que la mortalidad se fue postergando a edades más avanzadas. Esto ha provocado el envejecimiento de la población, que está aumentando en forma considerable desde 1950.

Se calcula que hacia el año 2045 debido a la disminución de la natalidad y al aumento de las personas de la tercera edad, la proporción de personas ancianas superarán por primera vez al número de niños.

Esperanza de vida

La esperanza de vida está intimamente relacionada con el envejecimiento demográfico ya que es el número de años que una persona puede pensar en vivir desde su nacimiento. Se prevé que la esperanza de vida será cada vez mayor gracias a los nuevos heabitos de alimentación , de salud, avances de la medicina, etc.

La esperanza de vida actual en los países más desarrollados es de 75,23 años, se prevé que para el 2025 sea el promedio de 75,93 y para el año 2030 de 76.7 años.

Población activa e inactiva

Nuestras sociedades presentan, por tanto, una creciente desproporción en términos porcentuales entre población activa y no activa. Dado el alto nivel de competencia requerido por la evolución social, y dada la falta de puestos de trabajo, existe una tendencia a retrasar cada vez más la entrada de jóvenes al mundo laboral.

En las sociedades occidentales, por lo tanto, existe por un lado una considerable extensión de la esperanza de vida de las personas mayores y, por tanto, del período durante el cual la comunidad debe mantener a las personas mayores después de dejar el mundo del trabajo, por otro lado hay un aumento considerable de años anteriores a la entrada de los jóvenes al mundo laboral.

Obviamente, los costos sociales de tal sistema, desde la atención médica a la educación, pasando por los sistemas de seguridad social y bienestar, tienden a absorber una cantidad cada vez mayor de recursos económicos y cada vez menos sostenibles financieramente de las naciones cuyos ingresos son producidos por una minoría de países. personas adultas en edad de trabajar. De ahí los procesos de revisión de la seguridad social en los que se encuentran involucrados muchos estados.

Causas del envejecimiento de la población

Entrelas principales causas del envejecimiento poblacional en el mundo se encuentra la disminución de la natalidad debido a controles en la fecundación y la diminución de mortandad a determinada edad debido a las mejoras de las condiciones higiénicas, mejoras en la dieta y los progresos en la medicina, logrando que la esperanza de vida aumente considerablemente. La esperanza de vida se entiende por el número de años que en el momento del nacimiento una persona puede preveer de vivir.

Consecuencias del envejecimiento de la población y del aumento de esperanza de vida

Las consecuencias del envejecimiento de la población varían según que el fenómeno dependa de un aumento de la esperanza de vida, una disminución de la fecundidad o un auge de los nacimientos.

En el primer caso, podremos aclarar mejor las consecuencias examinando las elecciones de consumo o ahorro realizadas por un solo individuo a lo largo de su vida. Imagínese una persona en edad de trabajar del sistema público de pensiones y del aumento general de los ingresos y la riqueza. Si un aumento de la esperanza de vida conduce o no a una extensión de la vida laboral depende de las condiciones de salud: si este aumento corresponde a una mejor condiciones de salud, quienes llegan a los 60 o 65 años deciden seguir trabajando unos años más. Sin embargo, es posible que el aumento de la esperanza de vida dependa simplemente de una reducción de la probabilidad de morir antes de los 65 años, por ejemplo en un accidente de tráfico, lo que no conduciría a una mejora de las condiciones de salud en la vejez. De la misma forma, el eventual descubrimiento de una cura para la enfermedad de Alzheimer conduciría a un aumento de la esperanza de vida, ya que reduciría la tasa de mortalidad dentro del grupo de mayor edad, pero tendría muy poca influencia en las condiciones de vida. salud de los menores de 65 años por tratarse de una enfermedad que afecta principalmente a los mayores de edad total: en consecuencia, una mayor esperanza de vida no correspondería a un mayor deseo de trabajar más tiempo, como sucedería en presencia de una mejora general en condiciones de salud.

Como se desprende de estos ejemplos, un elemento de gran importancia es la evolución de las condiciones de salud ante un aumento constante de la esperanza de vida: en Estados Unidos hay algún indicio de que este aumento ha correspondido a una mejora en el estado de la salud de las personas mayores, y si esta tendencia aparente persistiera, las personas podrían optar por dejar el trabajo a una edad posterior. Piense en emplear a personas mayores; de hecho, a juzgar por las prácticas de contratación, los empleadores preferirían reducir el número de trabajadores mayores. Un buen ejemplo de tales prácticas se puede encontrar en la estructura del sistema privado de pensiones de EE. UU.

En muchos casos estos están organizados de una manera que hace que sea desventajoso trabajar más allá de los 62 o 65 años, y a esto se suma que los trabajadores mayores cuestionados en el curso. Las encuestas informan que los empleadores discriminan a los trabajadores mayores en favor de los más jóvenes. Por lo tanto, queda por ver si los empleadores estarán dispuestos a complacer esta mayor disposición a trabajar más tiempo.

Una mayor esperanza de vida tiene consecuencias no solo para las personas y las familias, sino también para la sociedad. Mientras tanto, las familias extensas incluirán un mayor número de personas muy mayores, personas que necesitan cuidados especiales ya que a menudo son débiles y discapacitados: estos cuidados generalmente los brindan los hijos adultos o la sociedad a través de servicios de atención a largo plazo. Términos como casas de retiro. Pero los mayores de 85 años tendrán hijos que a su vez pueden ser discapacitados: por ejemplo, los de noventa años pueden muy bien tener hijos de 65 años con problemas de salud y, por lo tanto, necesitarán la ayuda de la familia extensa, en cuyo caso los hijos de sesenta y cinco años, y sobrinos de los noventa, tendrá que hacerse cargo de dos generaciones.

Esta situación se puede proponer cada vez con mayor frecuencia, ya que el aumento de la esperanza de vida conducirá a un aumento en el rango por encima de los 85 años.

Posibles soluciones de los problemas del envejecimiento de la población

El aumento de la esperanza de vida junto a la disminución de la tasa de mortalidad determinaron un progresivo envejecimiento de la población.

Ahora nos plantearemos la cuestión de cómo solucionar los problemas que plantea este envejecimiento. Un aspecto clave del aumento de la esperanza de vida es cómo cambiarán las condiciones de salud de la población anciana. Si logramos superar un porcentaje mayor de nuestra edad avanzada en buenas condiciones de salud, entonces se abrirán muchos caminos para encontrar soluciones: podremos trabajar más tiempo y tendremos que pagar menos gastos médicos de los que cabría esperar en base de las condiciones de salud actuales de las personas mayores. La mejora en las condiciones de salud también significa que, en cuanto a capacidad de producción, la edad medida en años desde el nacimiento no es una constante: en el futuro los sesenta y cinco años podrán alcanzar las condiciones de salud que hoy tienen sesenta y diez años. , y desde este punto de vista el concepto de edad tomará otro significado, hay dos caminos principales que conducen a una mejora de las condiciones de salud.

1- En primer lugar, el estilo de vida puede cambiar, un cambio que en la mayoría de los países desarrollados ya hemos presenciado varias veces. Un buen ejemplo es la disminución del consumo de tabaco (en los Estados Unidos, el porcentaje de fumadores entre la población adulta ha disminuido de más del 50 por ciento a alrededor del 25 por ciento) y la mejora en las condiciones de salud puede haber contribuido. cambios en la dieta, en particular menor ingesta de grasas.

2- En segundo lugar, podemos predecir que los avances médicos tendrán un cierto impacto en la salud, aunque ciertamente no tanto como los cambios en el estilo de vida: sin embargo, no sabemos cuáles serán estos avances, por lo que es difícil predecir los efectos en la salud. durante mucho tiempo, pero sigue habiendo una gran incógnita, a saber, si el mundo del trabajo se adaptará y si habrá puestos de trabajo para las personas mayores: los empleadores probablemente deberían poder intervenir en la mayoría de los trabajos para permitir a los mayores para trabajar más tiempo, pero queda ver si quieren hacerlo. También sería posible modificar el sistema de vivienda para reducir el uso de residencias de ancianos, y por ejemplo una solución de este tipo para quienes necesitan un mínimo de ayuda pero no la asistencia intensiva las 24 horas del día que brinda el asilo de ancianos conllevaría una fuerte reducción de los costes generales.

Incluso en presencia de un aumento en el número de jubilados pagados por cada trabajador, podremos mantener una población de ancianos más grande si aumenta la productividad, de modo que los trabajadores de cada generación sean más ricos que los de la generación anterior. Pero para aumentar la productividad se necesita inversión, y para invertir se necesita ahorrar más y consumir menos, lo que es poco probable que suceda cuando la generación del boom de natalidad se jubile: los datos disponibles indican que Dejo muy claro que cuando las personas están jubiladas, tienen consumos que superan sus ingresos. Por tanto, si aumenta el número de jubilados, también aumentará el consumo, provocando una caída del ahorro y la inversión: se acabarán los cambios demográficos que crearán la necesidad de una mayor productividad para permitir que la población en edad de trabajar mantenga más jubilados. obstaculizar el ahorro y aumentar la productividad. De ello se desprende que la mejor manera de contrarrestar las consecuencias para el sistema público de jubilación y salud del envejecimiento de la población es reducir la morbilidad de manera que la población esté más sana incluso cuando se encuentra en – edades en términos de años. Si las mejores condiciones de salud van acompañadas de cambios en el lugar de trabajo que alientan a los trabajadores mayores a continuar en el negocio, entonces la edad promedio de jubilación puede aumentar, y podría programarse para mantener la proporción de la vida dedicada al trabajo es aproximadamente constante, en lugar de medirla en términos de años de edad.

Conclusiones

Si bien hay problemas que surgen por el aumento del envejecimiento poblacional, también podemos decir que hay ventajas de una vida más larga y sana.

Los seres humanos, las sociedades y las familias son capaces de adaptarse fácilmente a los cambios en la esperanza de vida y la fecundidad y encontrar soluciones a los problemas que surgen. Sin embargo, los problemas son a largo plazo, ese es el tipo de problema que las personas, y en particular los políticos y los gobiernos, no les gusta tener que afrontar ya que están acostumbrados a una perspectiva que no excedía de dos a cuatro años: pero los problemas a largo plazo son los adecuados ( o necesario) dar soluciones a largo plazo Si queremos ahorrar e invertir para crear una fuerza laboral más productiva y mantener la generación del baby boom, debemos comenzar ahora. Debemos planificar y anunciar un retraso a la edad de jubilación anormal muy temprana para que los trabajadores puedan tener esto en cuenta en sus proyectos. También debemos empezar a pensar en cómo inducir a los trabajadores a emplear a trabajadores mayores, incluso hasta una edad mayor, y pensar en los cambios y avances en la medicina que les permitirán tener una vida más saludable en el período de inactividad. Intervenciones a implementar en cuanto al problema de la vivienda u otro tipo de solución habitacional que coloque a los trabajadores mayores no en hospitales sino en entornos menos costosos. Con una planificación a largo plazo, seremos capaces de dar respuesta a los difíciles problemas que plantea a todos el envejecimiento de la población.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.